martes, agosto 31, 2010

El verdadero problema con Ibra

Todo colectivo se enfrenta a un dilema trascendental: el de elegir entre los dos caminos que, invariablemente, se le abren al frente. Entre el conjunto o los egos, el Barça de Rijkaard nunca tomó una decisión hasta que llegaron los éxitos y ya no hubo dudas: las individualidades decidieron seguir su camino y el colectivo perdió el pulso. Rijkaard llamó a eso “autogestión”, pero en realidad quería decir que el ego de las estrellas mandaba sobre el conjunto.

Derrumbado aquél castillo de naipes llegó Guardiola y desde el primer día mostró otra vía: fuera los egos. Dijo aquello de que le sobraban Ronaldinho, Deco y Eto’o y en doce meses despidió a los tres. Empleó muy mal las palabras, algo curioso en quien maneja tan certeramente el verbo, y usó aquella melonada del ‘feeling’ por no decir la verdad: que Eto’o quería ser el capitán general del vestuario y ponérselo por montera pues sólo pensaba en sí mismo. Esta es la realidad, por más excelso y fantástico que continúe siendo como goleador.

El Barça que ganó seis títulos en un año lo hizo desde la humildad. Ya no era un colmado de egos, sino un grupo de futbolistas con el ego colmado. Sin dilema: el camino era el sacrificio individual en beneficio de un grupo que casi es una secta. Sin esa decisión, ni siquiera el inmenso talento de los jugadores habría reportado tantos triunfos. Más tarde, se equivocó de nuevo Guardiola al creer que Ibrahimovic respetaría el camino elegido. Ibra es un gran jugador, pero de ego incombustible.

No sabemos si las comprendió, pero nunca aceptó las reglas del juego y puso su ego por delante. Mourinho intenta domar el ego de sus cracks colocando el suyo propio por encima del de sus jugadores, en una sobreexposición mediática, gestual y pragmática. Guardiola busca reducirlos a la mínima expresión empezando por el suyo, hasta el punto que ha necesitado estar acorralado contra las cuerdas para decir en público quién manda aquí.

Un jugador ex compañero de Ibra nos explica con sus propias palabras cuál ha sido el verdadero problema: “En este equipo cada uno debe renunciar a lo que es por el bien del grupo y ese es un sacrificio muy difícil de llevar a cabo. Hay que adaptarse a lo que necesita el equipo. En el Barça, cuando el balón está en una zona del campo el equipo sabe que ha de tener una disposición concreta. Si cambia la zona donde está el balón, cambia la disposición de todos. Hay unos criterios establecidos y todos participamos de todo. Nadie está excluido, menos Ibra, que se autoexcluía porque no participaba. Cuando no tenía el balón ni participaba ni cumplía las instrucciones. Y cuando tenía el balón hacía sus piruetas y no cooperaba con los demás”. ¿Se entiende ahora por qué debía irse?

lunes, agosto 30, 2010

Perpetuum mobile

Pasa el tiempo, suben y bajan las mareas, sale el sol y se pone, crecen las lunas y continúan menguando, pasan los años y ahí seguimos, frente al mar como dice Villoro, avistando el horizonte sin que se produzcan novedades: el Barça continúa su delicioso romance con el fútbol y el Madrid su corajudo empeño por recuperar la magia perdida. Venimos de una historia por todos conocida, una historia que en un bando empieza en Cruyff, enlaza con Van Gaal y se recupera con Rijkaard para que Guardiola la perfeccione. Una historia de toque y posesión, de juego atacante pero siempre combinativo, donde el éxito nunca es fruto del golpe directo sino del cortejo y el arrumaco, buscando mimar el cuero, construir un castillo virtual, enamorar al público, respetar unas reglas de oro, las tablas sagradas del barcelonismo, la constitución culé. Del otro lado, la historia de los últimos años es la búsqueda del tiempo perdido. Un club gigantesco “à la recherche” de la identidad futbolística, zozobrando de entrenador en entrenador, fichando estrellas a puñados, rompiendo los moldes económicos, subiendo la roca de Sísifo sin comprender las debilidades propias.

Años más tarde estamos en el mismo sitio, frente al mismo mar, con los dos bandos en idéntica actitud: unos partiendo de premisas tan indiscutibles que no hay crack universal que las pueda subvertir; los otros, acumulando estrellas para encontrar la fórmula mágica. El Barça es capaz de prescindir de un futbolista fenomenal como Ibrahimovic (y de paso, quedar mundialmente en ridículo tras un fiasco financiero de primera magnitud) por el simple hecho que no aceptó las reglas del juego colectivo. Entre el vestuario y la estrella, Guardiola eligió al vestuario aunque la decisión le haya supuesto otro desgaste muy duro en lo personal tras los errores con Chygrynskiy, Hleb y Cáceres. Ha priorizado la maquinaria colectiva en vez de protegerse a sí mismo lo que debería valorarse como cabe por más que algunos ya afilen los puñales. Tampoco en eso ha cambiado el barcelonismo, segmentado en quienes cargan contra el entrenador frente a los que desean apuñalar al presidente.

Como el buscador de oro que ha encontrado las primeras pepitas, el Pep Team sigue profundizando en el filón dorado. No le basta con lo ganado, sino que ambiciona más y mejor. Los jugadores fundamentales mejoran con el paso del tiempo; los canteranos aportan aún más descaro; los nuevos llegan con ambiciones inagotables. El entrenador multiplica las variantes, perfecciona las posiciones, incrementa las alternativas. Guardiola ha roto las pizarras y puesto en práctica el gran manual de la ocupación de espacios y el dominio de la posición. Más que cualquier esquema, el Barça es magma, mezcla, fusión: el movimiento perpetuo, perpetuum mobile, la rotación incesante en ataque, la imprevisibilidad como arma decisiva. Quien se enfrente a este Barça ya no se enfrenta a una lección aprendida, sino a un libro abierto que se escribe en vivo y en directo.

En el otro bando, Mourinho ha tomado el mando, desplazando al presidente a las sombras mediáticas. Es la primera vez que ocurre en una década, pero sus efectos aún no se perciben en el equipo, que todavía no refleja la mano del fenomenal entrenador portugués. Sin nuevos cracks, pero contratando excelentes jugadores, el Mourinhato apenas ha arrancado desde el punto de vista futbolístico. De momento ha puesto las bases: entrenamiento serio, rigor táctico, organización defensiva, prioridad a los que trabajan. Buenas bases que aún no alcanzan al terreno de juego, donde el Madrid sigue entonando la misma vieja melodía, intentando recorrer a golpes el larguísimo camino emprendido en busca de la identidad perdida.

sábado, agosto 28, 2010

La fórmula cesión más compra obligada de Ibra

En la operación Barça-Ibra-Milan pendiente de concluirse es muy interesante la fórmula que se está gestionando de cesión mas compra obligada. Supone en realidad una venta diferida en el tiempo, lo que puede suponer una ventaja contable de relieve.

Desconozco si el proceso concluirá en dos años a partir de ahora o bien en cuatro años, que son los que quedan de amortización del jugador, que recordemos fue tasado contablemente en 69,5 M€, de los que se han amortizado 13,9, quedando pendientes de hacerlo 55,6, lo que coincide bastante con el primer precio en que ha sido valorado ahora (60 M€) en las negociaciones con el Milan.

Con esta fórmula de cesión más compra, el Barça podrá amortizar los 13,9 M€ durante la temporada 2010-2011 sin verse obligado a convertir dicha amortización en gasto directo de una sola vez, lo que supondría muy probablemente arrojar pérdidas en el ejercicio. Si la compra obligatoria se efectúa dentro de doce meses, en dicho supuesto la amortización pendiente del jugador (41,7 M€ en ese momento) se saldará de golpe pasando a gasto directo del ejercicio, contra el que también se computarán los ingresos que se perciban por la citada venta del jugador. Por el contrario, si el proceso de compra se establece y prolonga a lo largo de tres años y hasta 2014, anualmente se irá amortizando la parte correspondiente y anotando como ingresos los que también anualmente se perciban del Milan.

En cualquier caso, en cuanto a valor del activo adquirido en 2009, la tasación contable inicial fue de 69,5 M€, el actual es de 55,6 M€ y el valor de enajenación (sean 30, 35 o 40 M€ los que se acuerden hoy) generará unas minusvalías evidentes en la operación. Por el contrario, los próximos cuatro ejercicios se verán beneficiados por el no devengo del salario pactado con el jugador (11,48 M€ brutos anuales; casi 46 millones en total).

En referencia a Martín Cáceres, su cesión al Sevilla incluiría también una cláusula de recompra obligada dentro de un año valorada en 5 millones de euros lo que generaría ligeras plusvalías al Barça. Cáceres fue fichado hace dos cursos por 16,5 M€, habiéndose amortizado hasta la fecha 8,25 M€ por lo que dentro de doce meses quedarían pendientes de amortizar 4,125.

El éxito estará en la austeridad

Excepto el Jeque Mansour, que ha destinado 795 millones de euros a comprar acciones del Manchester City (invirtiendo en dos años más de 365 en fichar jugadores), el resto de clubs europeos se mueve entre la austeridad, el ahorro o la pura miseria. Nos sorprendemos porque el Hércules ha fichado nada menos que a ocho futbolistas de una tacada (y alguno de renombre, como Nelson Valdez), pero en realidad sólo ha invertido 5,9 millones en total. La Real Sociedad explica que ha tirado la casa por la ventana... porque su inversión se eleva a 4,2 millones y aún pretende hacerse con un futbolista del Rosenborg por el que ofrece... 150.000 euros. Qué decir del Valencia, que no ha liquidado al utillero de milagro: Villa, Silva, Zigic, Marchena, Alexis... Hay equipos de Primera que para reforzarse han invertido 800.000 euros, como el Sporting o incluso sólo 100.000, como el Racing, aunque la primacía en este ranking de la austeridad se la llevan Mallorca, Depor y Levante, tres entidades con el agua al cuello, que han gastado cero euros. ¡Bienvenidos al mundo real!

Salvo los futbolistas de élite, sus pintorescos representantes (pido perdón a los que no sean pintorescos por emplear este calificativo) y algún presidente actual o recién retirado, el resto del fútbol español parece haber comprendido que no se puede estar viviendo de espaldas a la realidad, a la brutal crisis económica que nos sacude. Que el fútbol no puede seguir en ese carrusel enloquecido de millones que sólo sirve para arruinar clubs y enriquecer a unos pocos cracks y sus “sufridos” mánagers. Y no sólo es España.

Hace ya tiempo que en Italia penalizan la mala gestión: este curso, veinte equipos han sido descendidos por falta de viabilidad económica. Y si la “operación Ibra” se realiza no es porque el Milan tenga dinero fresco, sino porque Berlusconi sí lo posee y también una necesidad acuciante: en breve deberá convocar elecciones generales anticipadas y ya sabemos de cuando el fichaje de Ronaldinho que acostumbra a ganarlas con golpes de efecto futbolísticos. Ibra es otro de ellos. El fútbol francés está en quiebra general: la temporada pasada, los clubs de Ligue 1 perdieron 140 millones de euros. Varias entidades peligran en Alemania. Sólo Rusia e Inglaterra parecen no percatarse de la gravedad del momento, con sus multimillonarios realizando fichajes tan faraónicos como incomprensibles aunque eso se irá acabando y fiascos como el del Portsmouth lo atestiguan.

El futuro exitoso será para aquellos clubs que gestionen la austeridad con acierto, que sepan medir la economía con precisión y se olviden de las grandes fantasías mediáticas. El globo se ha pinchado por más que algunos sigan soplando como si nada.

* Contraportada diario Sport (28-VIII-2010)

viernes, agosto 27, 2010

Análisis del fichaje de Mascherano por el Barça

Perfil del jugador: Javier Mascherano es mediocentro defensivo puro. 26 años, 1,75 m. de estatura. Pertenece a la categoría de los “barrenderos”.

Qué es un “barrendero”: Es una definición que damos a los mediocentros defensivos muy especializados en el corte, la contención y la destrucción del ataque rival. Denominamos “barrenderos” como metáfora de que son mediocentros dedicados a barrer con la escoba toda la zona de riesgo por delante de su defensa. El paradigma de barrendero fue Claude Makélelé.

Top 3: El podio actual de barrenderos, en mi opinión, está formado por John Obi Mikel, Javier Mascherano y Egidio Arévalo Ríos. Hay otros, quizás mejores, como el gran Michael Essien, pero no poseen el grado de especialización como para definirles exclusivamente como barrenderos. Lass Diarra, Zokora y Jean Makoun son ese mismo perfil, pero ahora mismo están algún peldaño por debajo del Top 3.

Obi Mikel fue fichado por el Chelsea hace cuatro años de forma muy polémica con un pago de 6 M€ al Lyn noruego. Desde entonces se ha hecho con la titularidad en los blues. Mascherano también ha vivido numerosas polémicas por sus traspasos: del Corinthians al West Ham y luego al Liverpool en la misma temporada: los reds pagaron 28 M€. En cuanto a Arévalo Ríos, el más bajito de los tres con sólo 1,68 m. (Obi Mikel mide 1,84 m.), ha protagonizado un Mundial excepcional con Uruguay. Estuvo fichado por el Cagliari por 3,5 M€, pero se rompieron las negociaciones y ha regresado a Peñarol.

Diferencias con Touré: Mascherano es mediocentro defensivo barrendero; Touré es volante ofensivo (y de excelente técnica). Rijkaard le reconvirtió en el Barça a mediocentro de posición. Su corpulencia le permitía hacer coberturas y cortar avances rivales sin mermar el juego de construcción y la salida de balón. Fue un experimento que salió extraordinariamente bien. Guardiola le prefería de interior, pues como mediocentro adolecía de velocidad y perdía a menudo la concentración. En el City, Touré ha regresado a la zona de volantes.

Características físicas: Mascherano posee una constitución física rocosa, con gran resistencia al esfuerzo continuado, elevada concentración mental y disposición permanente al sacrificio. Estas son, con más detalle:

Capacidad anaeróbica: Su mejor virtud. Resiste esfuerzos muy repetidos e intensos durante los noventa minutos. Un 9,5 sobre 10.
Velocidad: Su aceleración sólo es correcta; su velocidad lanzada, sin embargo, es más que notable. 7/10.
Salto: Correcto. 6/10.
Choque: Intenso en todo momento. Un centro de gravedad bajo le permite chocar sin caer y vencer la mayor parte de duelos. Maneja con maestría brazos, codos y “llaves de judo”. 9/10.
Tackle: Espléndido en esa tarea, si asume riesgos es porque domina el arte de rebanar balones. 9/10.

Características técnicas: Sus virtudes no pertenecen al ámbito técnico, sino al táctico. Lo que no logra con la técnica lo consigue con el conocimiento, la experiencia, lectura del juego y ubicación.

Posición: Sabe mantener la posición como pivote y no le atemoriza sentirse solo en la zona de riesgo. 8/10.
Pase corto: Es lo que más domina: cortar y ceder. 8/10.
Pase largo: No es su especialidad. 5/10.
Coberturas defensivas: Excelente. Los laterales pueden subir sabiendo que sus espaldas estarán cubiertas. También los centrales, pues sabe mezclarse entre ellos. En los saques de esquina a favor es el jugador que se queda en el centro del campo para evitar contraataques. 9/10.
Salida balón: Cortita y al pie. No es su especialidad. 5/10.
Rapidez toque: Es rápido para ceder en corto. No se pueden esperar maravillas técnicas de su pie. 6/10.
Creación: No hay que esperar mucho en este aspecto. 5/10.
Recuperación: Fantástico. 9/10.
Transición Ataque-Defensa: El mejor del mundo en la especialidad. Le gusta ser Gary Cooper solo ante el peligro. Corta, barre, frena y si no puede con los que contraatacn, por lo menos molesta, incomoda y retrasa su avance hasta que llega la ayuda. 10/10.
Transición Defensa-Ataque: Torpe. Le cuesta elegir la opción adecuada. No posee ese don. 5/10.


Precio: 22 M€ fijos más un variable por confirmar, en principio estimado en 3 M€. En total, 25 M€ (a confirmar). Precio en la parte alta de la horquilla establecida entre 15-18 y 22-25 M€. Como toda transacción con equipos Premier, el precio está desfasado con respecto del resto de Europa. En los tiempos actuales, precio alto.

Adaptación Barça: Mascherano no es el perfil Barça de los últimos años: primer toque, posesión, rapidez de circulación de balón, técnica excelente. Es físico, resistencia, dureza, choque y pelea. Pero tiene características que sí se exigen ahora mismo en el conjunto de Guardiola: concentración máxima en 90 minutos, carácter poderoso, hambre de títulos, ambición por ganarse un puesto.

Su perfil no mezcla con el de Busquets. El Barça seguirá jugando con un único mediocentro que, además, no es mediocentro defensivo, sino mediocentro de posición y que debe ser multiusos: mantener la posición, ofrecerse siempre, sacar el balón jugado desde la defensa, tocar rápido de primera, hacer las coberturas defensivas... Mascherano sabe cumplir varias de estas tareas, pero deberá hacer un gran esfuerzo mental, físico y técnico para descifrar el juego del Barça. Touré tardó 15 días en comprenderlo; Keita, un año; Ibra, aún no lo ha entendido. De lo que tarde en adaptarse dependerá el éxito de la operación.

En principio, llega para que esta posición esté doblada y no tener que precipitar el ascenso de Oriol Romeu. También para que Busquets no se duerma en los laureles. Masche le apretará y le hará mejor. Está previsto que alterne partidos con Busquets para “aprender” el estilo Barça. Genera otra alternativa interesante: Mascherano de mediocentro y Busquets como volante, para que Xavi, Iniesta o Keita reposen.

Compromiso: Ahora mismo está ilusionado y comprometido 100% con el proyecto Barça hasta el punto de haber forzado al límite su salida del Liverpool con la decisión poco elegante de negarse a jugar. También estuvo comprometido con los “reds” y ha acabado así. Habrá que ver qué ocurre si no consigue una cuota relevante de minutos en la temporada.

Relaciones: Gran amigo de Messi, su gran avalista, desde los JJOO de Pekín 2008. El cuerpo técnico lo ha tenido en cuenta para bien, pero también para mal por si se tuercen las cosas.

Resumen: buen jugador, gran especialista, carácter fantástico, precio alto, período de adaptación imprescindible, dudas con el estilo Barça.

* Publicado por Sport 1 (28-VIII-2010)

martes, agosto 24, 2010

La posible cesión de Ibra, desde el punto de vista financiero

Dado que, desde un punto de vista futbolístico, la posible cesión de Ibrahimovic al Milan por dos temporadas me parece sonrojante pasamos a analizarla desde la óptica exclusivamente financiera.

La inversión por el fichaje de Ibra en 2009 se elevó, contablemente, a 69,5 M€, una vez agregados los tres conceptos en que se tasó: 46 M€ por el jugador + 20 M€ como valoración de Eto’o + 3,5 M€ como valoración de Hleb, finalmente no ejecutada con lo que estos tres conceptos quedaron reducidos a dos: 49,5 M€ por Ibra y 20 M€ de tasación de Eto’o. Lógicamente sólo los primeros 49,5 M€ han de ser desembolsados en los términos pactados en la transacción en tanto los 20 M€ se contabilizan exclusivamente como valor del activo adquirido, pero sin generar ningún devengo.

Dado que se firmó contrato por cinco temporadas con el jugador sueco, su amortización anual se eleva a 13,9 M€, con lo que transcurrido el primer ejercicio completo restan por amortizar un total de 55,6 M€ hasta 2014. Su salario bruto en el Barça se fijó en 11.482.105 € con una retención del 24%, arrojando un salario neto aproximado de 8.725.000 millones de euros anuales. Las cifras totales, por tanto, fueron 69,5 M€ como precio de adquisición del activo amortizable en cinco años y 57,4 M€ como gasto salarial durante las mismas cinco temporadas.

El presumible acuerdo de cesión con el Milan tendría una duración de dos años y para que el club italiano acepte abonarle la misma cantidad neta al jugador, el Barça debería hacerse cargo del diferencial tributario. Como en Italia es del 43%, 19 puntos superior al español en vigor para un futbolista fichado antes del 1 de enero de 2010, el Barça debería asumir unos 3 millones anuales. De este modo, Ibrahimovic seguiría percibiendo los mismos 8,725 M€ netos anuales, el Milan declararía un sueldo bruto de 14,482 M€ y percibiría esos tres millones de diferencia por parte del Barça.

El club catalán amortizaría igualmente en estas dos próximas temporadas los correspondientes 27,8 M€ por el jugador, pero sin poder utilizarle en sus filas. A cambio ahorraría un coste salarial total de 16,96 M€, resultado de un ahorro bruto de 22,96 M€ de los que descontar 6 M€ a entregar al Milan como diferencial tributario. Este ahorro, muy notable si se suma a los ya producidos con las bajas de Henry, Márquez, Touré y Chygrynskiy, menguaría en el supuesto de que en la operación entrase algún jugador del Milan al que el Barça debería abonar su salario anual. La operación está pendiente de una reunión definitiva mañana entre Sandro Rosell y Adriano Galliani.

lunes, agosto 23, 2010

Demichelis busca equipo y Van Gaal emprende nuevas reformas en el Bayern

Martín Demichelis quiere irse del Bayern en busca de nuevos destinos y otras ambiciones. Tiene contrato con el campeón alemán hasta 2012, pero Louis Van Gaal ya sólo le considera suplente una vez la acumulación de errores del defensa argentino ha rebasado el límite mentalmente permitido por el entrenador holandés. Una vez renovado el ataque del Bayern y reubicadas las piezas del centro del campo, Van Gaal emprende la tarea de corregir su defensa, punto débil del equipo como se comprobó en la final de Champions en el Bernabéu, donde Van Buyten y Demichelis multiplicaron los errores y facilitaron el triunfo del Inter. La primera pieza a cambiar es el argentino, que el viernes encajó mal la decisión técnica de mandarle al banquillo y rechazó estar entre los suplentes, con lo que terminó en la grada generando críticas muy duras del presidente del club, Franz Beckenbauer: “Es un jugador excelente, pero no quiere correr”.

Tensiones al margen, la realidad es que Demichelis dice tener una oferta que mejora su salario hasta los 4 millones de euros anuales y desea abandonar el club muniqués, reputado últimamente por su sobriedad salarial. Y a Van Gaal no le tiembla el pulso en este tipo de desafíos. En los siete partidos previos al inicio liguero empleó varias parejas de centrales: Kurz y Ottl; Haas y Tymoschuk; Demichelis y Haas; Tymoschuk y Braafheid; Demichelis y Badstuber; y, finalmente, decidió debutar en la Bundesliga con la dupla Van Buyten-Badstuber: 32 años el belga, 21 el alemán. Van Buyten también está en el ojo del huracán, pero la renovación del equipo debe seguir un ritmo pausado: en el primer año de Van Gaal fue el ascenso de Thomas Müller, la reubicación de Schweinsteiger como mediocentro, el pulso con Ribéry, la rehabilitación de Robben y la eclosión de Olic. Ahora, en el segundo curso el protagonismo será para el regreso de Kroos, la promoción de Contento al lateral zurdo, el pluriempleo de Ottl, la pelea de Kraft por la portería y la renovación de la pareja de centrales.

Para ello, cuenta con tres piezas: Holger Badstuber, 21 años, lateral zurdo canterano del Bayern promovido el curso pasado por Van Gaal, titular de la banda izquierda, revelación de la temporada hasta el punto de ser convocado por Joachim Löw para el Mundial, y ahora mismo titular en el eje muniqués; Maximilian Haas, 24 años, central del equipo reserva, promovido también por Van Gaal al primer equipo hace pocas semanas con el que ya ha jugado cinco encuentros de pretemporada; y Breno Vinicius Rodrigues, 20 años, fichado en 2008 y que tuvo un debut catastrófico, cedido al Nuremberg el curso pasado y ahora recuperado aunque lesionado para dos meses.

Con estos tres jóvenes piensa Van Gaal rehacer el eje defensivo del Bayern y hacerlo competitivo, para acompañar a los laterales Lahm y Contento y construir ese equipo capaz de pelear nuevamente por el triplete. Pretenderconseguirlo, además, con una medida inédita en el fútbol europeo: sin fichar a nadie. De su plantilla han salido José Sosa, Luca Toni, Andreas Görlitz y Christian Lell y han regresado los cedidos Kroos, Ottl, Breno y Braafheid y, por el momento, parece que con eso basta.

La duda reside ahora en saber dónde recalará Martín Demichelis, tasado en 8 millones por el Bayern. El Arsenal ha cubierto ya la cuarta plaza de central que precisaba tras la desbandada del mes de julio, cuando se fueron Gallas, Sol Campbell, Senderos y Silvestre. Hoy, Wenger ya cuenta con sus cuatro piezas: Vermaelen, Koscielny, Djorou y Squillaci. También el Chelsea parece haber completado su cuarteto tras el adiós de Ricardo Carvalho, pues Ancelotti confía en el jovencito Jeffrey Bruma para unirse a Terry, Álex e Ivanovic por más que suena a cierta fragilidad para afrontar los grandes retos del club de Abramovich. A otro nivel, el Atlético de Madrid, con quien se ha relacionado a Demichelis, cuenta con el reciente fichaje de Godin más el espectacular Domínguez y Ujfalusi a la espera de conocer destino de Juanito y Perea. Quizás sería un refuerzo interesante, pero caro. Y el Valencia, traspasado Alexis al Sevilla, se queda con el cuarteto formado por David Navarro, Dealbert, Maduro y Ricardo Costa, suficiente para sus retos una vez asumida su liquidación de activos y la nueva etapa en do menor. Quizás el futuro de Demichelis continúe en Alemania, pues el Werder Bremen, con Naldo lesionado, querría reforzar la línea más débil del equipo de Thomas Schaaf, donde sólo Mertesacker mantiene el tipo.

miércoles, agosto 18, 2010

El laboratorio I + D del Barça

En el siguiente informe he intentado explicar los fundamentos y parámetros con los que se trabaja en la cantera del Barça. Los medios logísticos que se emplean, los conceptos que manejan, las tipologías de futbolistas a los que se tutela y las tres fases empleadas en cada uno de ellos. La Masia como laboratorio más que como medida de urgencia en caso de apuro, estrategia puesta en marcha por Pep Guardiola y su cuadro técnico en 2007 a partir del catastrófico descenso del Barça B a Tercera División por méritos propios. Los primeros futbolistas surgidos de aquella decisión estructural empiezan ahora a ser conocidos, componiendo una hornada de jugadores altamente prometedores.


A continuación, el análisis de los futbolistas más relevantes de la cantera, los que aparecerán en algún momento de la temporada para reforzar el primer equipo o suplir alguna baja. Son las perlas del BarçaLab:

- Jonathan dos Santos, creciendo en la sombra
- Fontàs, el central tranquilo

- Romeu, el faro que da luz
- Thiago, el crack precoz

- Bartra, recordando a Baresi

- Muniesa, la joya de la corona

- Sergi Roberto, el 'box to box'

- Los riesgos de la cantera

martes, agosto 17, 2010

Özil: ¿hacía falta un quinto mediapunta?

¿Es mejor Mesut Özil que Sergio Canales o Rafael Van der Vaart? Permitan que lo dude mucho. Özil es un excelente mediapunta, posee una zurda dulce y suave y mucha energía intermitente: se enciende poderosamente a ratos y se apaga a continuación durante períodos muy largos. Hasta la fecha ha sido un mediapunta “gasesoso”, capaz de brillar en grandes tardes con la sub-21 y en partidos sencillos del Mundial, pero también desaparecer irremisiblemente en los días de pierna fuerte y gran responsabilidad. Sus estadísticas en la última Bundesliga se esgrimen como gran baza: 10 goles y 17 asistencias. Cifras impresionantes, sin duda, pero que deben matizarse dado que el Werder Bremen es un equipo desbocado al ataque que promedia cerca de 2,5 goles por partido en las últimas tres temporadas. Pero ¿le vio alguien frente a España en las semifinales del Mundial? Sí, perdió 13 balones.

En las últimas semanas me han preguntado varias veces en la radio si veía a Özil para el Barça y he contestado rotundamente que no. El Barça juega sin mediapunta y ahí no hay sitio para Özil: ni por esquema de juego, ni por necesidad. El argumento no sirve para el Madrid, que sí emplea o puede emplear, si Mourinho lo cree oportuno, esa figura del mediapunta. Pero no comprendo el fichaje del alemán. Para esa posición están la mejor promesa española (Canales); un holandés prodigioso (VdV) y decisivo la temporada pasada; un canterano de calidad (Granero) aunque todavía por estallar; y el gran Kaká, inédito en el club blanco, pero del que no puede discutirse su inmensa calidad. Con Özil, cinco mediapuntas en el mismo equipo. Sobra alguien y el descarte será cruel.

¿Por qué Özil? El argumento popular dice que Florentino Pérez ha intervenido para fichar otro cromo mediático, harto de contrataciones de perfil medio, pero suena a cómico en vez de a planificación estratégica. ¿Son contradictorios los términos Estrategia y Florentino? Habría comprendido bastante mejor el fichaje de un “9” poderoso, un perfil que no posee el equipo: un Fernando Llorente, un Hugo Almeida (por más que le represente también Jorge Mendes), alguien capaz de cabecear los centros de Cristiano o Ramos, agitar las defensas rivales y aportar alternativas diferentes.

Dejaremos que el tiempo confirme otros aspectos delicados, como los informes sobre el carácter especial del futbolista o las habilidades de su manager, Reza Fazeli, un representante del estilo de Mino Raiola o Dimitri Seluk. Y también comprobaremos qué hace el Werder Bremen con estos 15 millones que ingresa, una vez el legendario Thomas Schaaf ya ha incorporado a los jovencitos Perthel y Onur Ayik (otro alemán de origen turco), apostado en firme por Marko Marin y quizás fichado a Ben Arfa. Importa ahora centrarse en los próximos movimientos del excelente entrenador del Madrid, que desea manejar una plantilla con 23 elementos y tiene ahora mismo 26. Sobran tres: ¿Diarra, Drenthe y Van der Vaart?

sábado, agosto 14, 2010

Dabo, el sustituto de Adriano en el Sevilla

Mauhamadou Dabo, senegalés (Dakar), 23 años, procedente del Saint Etienne francés con quien terminaba contrato el 30 de junio pasado. De nuevo, Monchi demostrando poseer buena información, se hace con un jugador libre sin necesidad de pagar traspaso. Idóneo para suplir la baja de Adriano, pues Dabo es –como el brasileño- capaz de ocupar ambos laterales. Lo novedoso es que Adriano no fue traspasado al Barça hasta finales de Julio, en tanto el Sevilla contrató a Dabo, por cuatro temporadas, el 23 de Mayo, dos meses antes. ¿Intuición de Monchi? ¿O, simplemente, conocimiento de un fin de ciclo de Adriano en Sevilla?

Dabo no posee el nivel de Adriano. Es un lateral de recorrido por ambas bandas, con manejo correcto de las dos piernas aunque prefiere moverse por la derecha. En ausencia de Fernando Navarro posiblemente ocupará el lado izquierdo. Jugador veloz, con buena aceleración aunque algo falto de fuerza física (65 kilos, 1,76 m. de estatura) deja cierta sensación de liviandad. Muy trabajador y con alta determinación psicológica, cuando sube la banda es mediante conducción continuada del balón. Correcto defensivamente, su principal virtud es la intensidad más que la colocación, anticipación o el marcaje al rival.

Perfil muy Sevilla para jugar todos juntos, agrupados y agazapados a la espera del despliegue rápido y directo por las bandas (Perotti, Navas, Capel, etc.). Sufre al ser exigido en el 1vs1, pero es más versátil y posee una potencialidad de crecimiento superior a la de Konko aunque deberá sufrir el inevitable proceso de acoplamiento desde la Ligue 1 a la Liga española.

Manchester City, la siguiente burbuja

He ahí un globo condenado a estallar: el Manchester City. 39 jugadores en plantilla (alguno menos ya a día de hoy), 425 millones de euros invertidos en fichajes en poco más de veinticuatro meses, otra burbuja hinchada por un petrojeque con fecha de caducidad.

Los pronósticos le dan favorito para conquistar la Premier que empieza hoy y no es descabellado por más que Mancini sea un entrenador que arrastra dudas y que el City sea más una constelación de estrellas que un colectivo. Todavía deja tras sí ese aire a lo Cosmos de Nueva York, cierta sensación de mercenarios reclutados por treinta monedas de plata en una taberna oscura y maloliente de algún puerto al norte de Londres por un capitán de barba azul. No será como digo porque entre sus filas hay hombres de talento inmenso: los dos Touré, el imponente Lescott, el dulce Silva. Futbolistas maravillosos, capaces de tapar con talento las grietas de un conjunto. Pero ya veremos. El del City es un camino peligroso y sin retorno: sólo le sirve pelear por la Premier y colarse en Champions para evitar que el jeque se harte de gastar millones en balde y el globo estalle en un mar de acreedores y futbolistas impagados.

Os adjunto el link del Daily Mail donde se ven los dos equipos titulares que podría alinear Mancini, pero como todo va tan rápido ya han quedado anticuados. Serían algo así:

Equipo 1: Given – Zabaleta, Kolo Touré, Lescott, Kolarov – Yaya Touré, Barry, Wright-Phillips, Silva – Adebayor, Tévez

Equipo 2: Hart – Boateng, Richards, Kompany, Bridge – Vieira, De Jong, Milner (pendiente), Johnson – Robinho, Balotelli

Sólo falta Ibrahimovic aunque me temo que Guardiola no podrá cumplir su deseo de verle fuera porque Mino Raiola, que representa al sueco tanto como a Balotelli, tuvo claro su negocio: si Ibra se va al City no habrá traspaso y quien ganará dinero será el futbolista y no el manager. En cambio, por Balotelli ha habido mucho dinero fresco (28 M€) y el 10% ha sido para Raiola. Blanco y en botella.

La mayor ironía, sin embargo, es la del director de la cantera del City, la MCFC Academy, Mark Allen, que aparece muy sonriente en la web del club loando las virtudes de su escuela de futbolistas y diciendo que en los últimos doce años han salido treinta jugadores de la cantera hacia el primer equipo. Pero ahora miras esa plantilla y sólo encuentras un canterano: Micah Richards. El resto son hijos del talonario.





miércoles, agosto 11, 2010

Jorge Mendes, el conseguidor

Donde pone el ojo, Jorge Mendes pone la bala. Jorge Mendes es presidente de Gestifute (Gestao de Carreiras de Profissionais Desportivos SA), la agencia de representación de futbolistas más importante del mundo, con veinticuatro empleados, 150 millones anuales en transacciones y algo más de setenta futbolistas representados. Mendes ha superado en el ranking de los representantes al israelí Pini Zahavi, considerado hasta 2009 como el líder en esta peculiar especialidad.

Su imperio empezó a construirse en Portugal, donde es el hombre que maneja todos los hilos futbolísticos. El Oporto y Mourinho fueron el punto de apoyo a partir del cual movió su agencia y el que le permitió dar el salto a Inglaterra a través del Chelsea primero y extender su red posteriormente a todo el territorio británico. A partir de ahí desembarcó en Italia y siempre estuvo en España, primero a través del Depor, más tarde con el Barça (buena relación con Txiki Begiristain) y el Valencia; finalmente, ahora en el Real Madrid, convertido ya en asesor plenipotenciario de Florentino Pérez, que se ha desembarazado de Ginés Carvajal, el agente de Raúl, factótum durante años de tantos fichajes merengues.

En la nómina de Jorge Mendes figuran algunos de los mejores futbolistas del mundo: Cristiano Ronaldo, Pepe, Bosingwa, Nani, Anderson, Coentrao, David Luiz... Jugadores de menor nivel como Tiago, Di María, Manuel Fernández o Simao. Y veteranos ilustres como Rafa Márquez, Deco, Carvalho y Paulo Ferreira. Más dos entrenadores de relumbrón como Mourinho y Felipao Scolari. En los últimos años, Mendes ha orientado su negocio hacia una vía más ambiciosa: ser copropietario del futbolista. Ya no sólo le representa, sino que adquiere parte de su ficha desde el principio, con lo que los nuevos negocios que consigue no se centran en las comisiones, sino en el cobro de esa parte de la ficha que se traspasa al nuevo club.

Su poder en el actual Madrid se concreta en cinco nombres propios: Cristiano Ronaldo (96 M€), Mourinho (16 M€), Pepe (30 M€), Carvalho (8 M€) y Di María (25 M€ más 13 M€ variables), en total 175 millones de euros en traspasos fijos más 13 variables en estas cinco operaciones. Por el contrario, no ha conseguido cerrar acuerdos con el Madrid por el central David Luiz ni por el lateral zurdo Fabio Coentrao, pero queda pendiente la última pieza que exige Mourinho: un delantero centro perfil “tanque”. En la nómina de Gestifute hay un jugador con esas características: Hugo Almeida, del Werder Bremen, delantero centro titular de la selección portuguesa.

Lecturas recomendables:






sábado, agosto 07, 2010